Actualidad

26/07/2017

Algunas curiosidades sobre los churros

Algunas curiosidades sobre los churros

Sobre los churros con chocolate en Madrid centro ya hemos hablado largo y tendido en este espacio, pero aún nos faltan por descubrir algunas curiosidades sobre esta perfecta forma de desayunar o merendar, tan arraigada en España y, especialmente, en la zona central del país.

Por ejemplo, respecto al nombre que recibe este producto que es la especialidad de la Churrería Chocolatería Las Farolas de Veredillas, se dice que proviene de la costumbre que tenían los pastores españoles de vigilar sus rebaños de ovejas churras, raza originaria de Castilla y León que tiene en su cabeza cuernos de forma similar a este alimento, y acabaron llamándolos así. Así que, como tantas otras recetas, proviene del entorno rural, mientras en el caso de sus hermanas mayores, las porras, su nombre deriva de su gran parecido con el puerro, llamado ajo porro, porro o porrum en latín, otra curiosidad.

Otra denominación que antiguamente triunfaba en Madrid para llamar a los churros con chocolate en Madrid centro es la de “verbeneros”, debido a que se comían principalmente en verbenas y este tipo de ferias ambulantes que hoy día siguen existiendo cada año en festividades locales. De hecho, hoy podrían seguir siendo conocidos por este nombre, porque no hay feria de pueblo que no disponga de una caravana o food truck que ofrezca este producto tan característico de estas fiestas populares.

Y, aunque parezca raro, se pueden encontrar churros que no son dulces, tal y como los conocemos habitualmente. Hay que trasladarse a Uruguay, donde se preparan salados y rellenos de queso, pero también en España, en algunas zonas del sur, se pueden encontrar preparados de esta manera.