Actualidad

18/02/2015

¿Cuáles son las diferencias entre los churros y las porras?

¿Cuáles son las diferencias entre los churros y las porras?

A lo largo de la trayectoria en nuestro establecimiento especializado en churros con chocolate en Fuencarral, Madrid, hemos observado que cada vez más personas confían en nosotros para disfrutar de este delicioso manjar. Durante el invierno a veces no hay mejor plan que quedar a desayunar con tus familiares o amigos para probar nuestros maravillosos churros y porras.

Muchas veces los clientes prefieren consumir porras y aunque aparentemente se parezcan a los churros, te aseguramos que se diferencian tanto en la textura como en el sabor. Para la elaboración de las porras primero se echa bicarbonato, que hace las funciones de levadura y a continuación se incorpora la sal y el agua, que debe ser un poco más fría que la utilizada para los churros. Son bastante más gruesas que los churros y en vez de freírse una a una, se hace una gran rosca que se trocea a la hora de venderse.  

Como especialistas en la elaboración de churros con chocolate en Fuencarral, Madrid, te informamos de que para preparar la masa de los churros se deben mezclar los ingredientes en orden riguroso. Harina de trigo, sal y por último se añade el agua cociendo, algo muy importante para que adquiera su textura final. Una vez que la masa esté bien ligada es el momento de pasarlos por la churrera y posteriormente se fríen en aceite muy caliente para que queden dorados y crujientes. Por supuesto, nunca debe faltar el toque final espolvoreando un poco de azúcar.

En Las Farolas te aseguramos que podrás degustar el mejor chocolate con churros y porras elaborados artesanalmente. Nos avala una amplia experiencia en el sector y disfrutarás de un trato amable y cercano.